martes

breves

Tembló. Este ha sido el tercer temblor que me toca en esta ciudad y el segundo que más sentí. El más fuerte fue hace como 5 años, estaba a punto de dormirme y sentí que me jalaban los pies, luego vi que la lámpara del techo se movía, me asomé a la ventana y la del 18 y la del 4 me gritaban: -Mijo, váyase vistiendo por si hay que salirnos.
Al tiempo que me tapaba mis pectorales con la cortina.

*****

A causa de una sobredosis de televisión y tiendita de la esquina, me he visto atrapado sin darme cuenta, en el reto Activia, el reto Bonafont y el reto de K de Kellog´s

*****

El otro día fui al súper y en la sección de DVDs vi a una chava de muy buen ver. De repente me acordé que hace mucho que no veía una película en DVD así que me acerqué a la muchacha y de paso a las películas, en lo que veía una parte de la gran variedad de títulos que tiene la Comercial Mexicana como "Kung fusión", "Anaconda", "Dos superpolicías en Miami" o "Para, o mi mamá dispara", observaba de reojo a la chava mientras pensaba qué decirle.
Como en estos casos soy muy cauteloso, analicé mentalmente todos los escenarios posibles. Cuando evalué lo mejor y lo peor que podía pasar, ya tenía mis líneas conquistadoras en el cerebro, pero en el largo trayecto de mi cerebro a mi boca, la muchacha volteó al lado contrario de donde yo estaba dirigiéndose a una señora a la que le dijo: "Mira mamá, dice mi tía Socorro que ésta película está buena".
Al escuchar la palabra "mamá" cerré mi bocota alcé la vista, musité un "chale" y me fui.

*****

Finalmente después de algunas semanas de estar en el D.F. hice una reunión en el departamento donde sobrevivo. El problema es que la más reciente reunión a la que había convocado fue cuando estaba en la secundaria, y como que se me olvidó cómo estaba la onda actualmente e invité a la gente a las 6 p.m. (Osea, osea, pos en mis tiempos así era). A las 8 p.m. estaba siendo presa de una regresión a mis traumas de mozalbete viendo los sillones vacíos desde un rincón, cuando a las 9 p.m. comenzó a llegar la gente. El primero en llegar fue Chidoguán, a quien abracé, levanté y le di volantín por haber salvado la situación (se asustó un poco, pero le expliqué que así se reciben a los invitados en el norte, ejem), llegó Sirako con su descendencia y cantó un chiste que despertó a los vecinos, Plaqueta me develó el secreto de un anuncio de neón que se ve desde mi ventana, Mario se enteró que Wolverine no existe, Katzie nos veía como a Sergios Andrades, mientras otros dormitaban a causa de mi exquisita selección musical elegida para la ocasión.
Carajo, una víctima más de las nuevas reglas de la ciudad, me preguntó: -¿Aquí se puede fumar?
-No, aquí se debe fumar- respondí.

*****

Aún no me acostumbro a usar paraguas y caminar al mismo tiempo.

*****
Antes de hacer una acuarela, se traza con lápiz el dibujo. Luego entran en acción los colores. Esta primera temporada en el D.F. ha sido eso: El trazo del lápiz.
*****

¿Hay alguna lectora de este blog que se parezca a Iridia Salazar?

miércoles

con aroma de...

Ha llegado la hora de develar algo que por alguna razón no había dicho. Ya había hecho referencias en otros posts, pero hasta ahora lo asumo como algo mío.

Carezco del sentido del olfato.
No percibo ningún tipo de olor.
Osea, seguramente sí los emito, pero no los recibo. Nada, cero, out, nanay.
Lo anterior me ha traído cosas buenas y malas. Entre lo bueno es no sufrir los embates de las flatulencias; lo malo es que cuando estás en una reunión y alguien se echa uno, todos corren menos yo, haciéndote el sospechoso común de ser el culpable.
Otra de las ventajas es, este... ehm... osea, es... no, pos ahorita no se me ocurre otra, pero sí ha habido veces que es bueno no poder oler.

Sin embargo, han sido más las desventajas. Desde quedarte impávido cuando llegas de visita a algún lugar, y todos exclaman "Ay qué rico huele la cena".
O cuando una muchachona te dice "¿Te gusta mi perfume"?
Y uno, sólo se limita a decir: "Mmmm, sí, huele a... como que a... este... ¡a flores!", y la muchacha en cuestión te responde: "¿¡Cómo que a flores?!, ¡Si es el perfume que usa Beyoncé y debe oler a... Beyoncé!
O cuando estás en un centro comercial y te invaden las chavas que regalan cartoncitos con muestras de fragancias, y como yo soy un caballero, siempre les recibo sus muestras, las acerco a mi nariz y pongo cara que incluye ojos en blanco a la vez que les digo: "¡Sublime, exquisito, majestuoso!" y me voy corriendo.
En fin, son innumerables las ocasiones bochornosas que he pasado por este defecto que me cargo.

Todo esto lo estoy confesando por las cosas que me han pasado últimamente en esta ciudad de amor apache.
Primero, una leve fuga de gas detectada por el señor repartidor de agua electropuraaaaaaaaa, que al dejar el garrafón en la puerta de la casa, mientras yo sacaba el dinero, me dijo: "Oiga, aquí huele mucho a gas". Me toqué las orejas para ver si no las tenía calientes, y él me sugería: "A lo mejor se le apagaron los pilotos de la estufa"... Y sí, algo así era.

Segundo, la otra vez, me disponía a cenar mis Choco Kispis, que a veces producen pedos que, sobra decirlo, sólo los conozco en audio. Abrí el refrigerador, tomé el litro de leche, que había comprado hace unos días y la serví en el plato. Al momento de la primer cucharada noté un saborcito como a limón y toronja... antes de tragar, vi el envase de la leche, buscando la fecha de caducidad que develaba un Consúmase antes del 7 de marzo. Inmediatamente escupí todo lo que tenía en la boca, me acerqué el envase de leche a la nariz, y me dije "Chale, pos si no huele a nada" Snif.

Tercero, antier, quise variarle al menú y me dije a mi mismo: "Haz sandwich". Cuando saqué el jamón del refrigerador, y tomé una rebanada, noté en ella unas manchitas verdes y moradas, "Ay, que raro jamón hacen los chilangos, pero ¡qué bonita textura!, como que psicodélico"... pensé. Segundos después deduje que seguramente no eran aceitunas verdes o negras, sino quizá eran hongos o bacterias o gamborimbos o no sé, sólo me acordé que hacía mucho tiempo que había comprado ese jamón.

Está de más decir que cuando leí el libro y vi la película de "El Perfume", me quedé como si hubiera visto un documental de aeronáutica o de lógica cuántica.
Ya, lo dije: Me llamo Kabeza y no tengo olfato.

lunes

el oso bipolar (61)

Y sí, esta historia continuará en este blog en los próximos días...

Pero el Pingüino efectivamente fue a SACATRAPOS, en donde no sabe lo que le espera... Para verlo vayan a SACATRAPOS y descúbranlo, en un martirio que durará, por lo menos, esta semana.
Para ir a SACATRAPOS denle clic aquí.

viernes

güiner y punks

Bueno, ya me di cuenta que sí hay gente que usa los calendarios.
De ahora en adelante, cuando los haga, no refunfuñaré. Gracias a los que enviaron sus fotos en donde demuestran que usan el calendario. Fue difícil escoger al ganador, pero al llegar la siguiente imagen, me di cuenta que estaba frente a un hombre práctico e inteligente.





Así pues, el "ganador" es... (redobles de tambor)






Moisés Colin, quién me explica al enviarme su foto, que él le da una gran utilidad pues usa el calendario como protector de pantalla -como se puede apreciar en la foto-
Además de que me apantalló al ver que tiene un Ipod bien chido, no sé dónde lo compró, pero estoy dispuesto a ahorrar lo que sea necesario para tener uno igual... porque ¿sí es un Ipod el aparatejo ese amarillo que está ahí, verdad? Wow, yo quiero uno igual.
Tons pues, le pido a Moisés que me envíe por mail alguna dirección a donde le pueda mandar su imagen.
Y otra vez gracias a los otros que enviaron su foto.


Y ahora, para que esto no parezca un post patrocinado por Chabelo y como colofón del trillado tema de los "Emos", una tira que publiqué en Milenio hace unas semanas.

miércoles

la venganza de kabeza 1


Como que ya me siento mejor.
P.D. Si quieren ganarse algo, vean el post de abajo (si es que no lo han visto, si sí, pos conste)

viernes

calendario y... (actualización)... y ahora aclaración

FAVOR DE VER LA ACLARACIÓN EN LA PARTE FINAL DE ESTE POST CON LETRAS ROJAS.

Osea, invierto una hora de mi cósmico tiempo para rememorar un Momento Cumbre de mi vida, ¿y qué pasa?, les entusiasma más la foto porno de los Teletubbies (o como se escriba).
Luego, hago un ejercicio de introspección y sinceridad hacia esta ciudad que me acoge y recoge, ¿y qué pasa?, me regañan porque no he puesto el calendario del mes.
Ok, ya les entendí, bola de ingratos.
Aquí está pues el calendario del mes de abril. ¡Que les aproveche!










Ejem, bueno, ya me tranquilicé un poco. Mi respiración, mis pastillitas y listo. El calendario de este mes, trae la obra titulada "Joaquín Sabina, El Oso Bipolar y el Pingüino cantan desgarradoramente ¿Quién me ha robado el mes de abril?"

Y eso no es todo, ahora quiero que me demuestren su urgencia por el calendario. Si se quieren ganar una copia a color firmada de esta obra, deben enviarme una foto en donde muestren que de verdad usan el calendario, ya sea que lo imprimen y lo cuelgan, que lo usan de wallpaper, que quitaron los imanes de su mamá del refrigerador y pusieron el calendario o qué sé yo.
La foto que me convenza de que de verdad utilizan el calendario con frenesí, es la ganadora de la imagen y se la enviaré, osea no por mail, sino por mensajería.
(Las fotos no serán posteadas si no cuento con la autorización del autor, pero si resulta ganadora, pues ojalá den permiso de postearla para beneplácito de las masas)

Las fotos deben ser enviadas a la dirección: elosobipolar@hotmail.com
Y el plazo para recibir la foto es hasta el jueves 10 de abril.

Pregunta frecuente: ¿Tengo que salir yo en la foto?
Respuesta frecuente: Si eres Sirako o Carajo, no gracias.

Actualización: no importa que no tengan los calendarios anteriores, con que salga este, está bien.

Y como un extra, una introducción de "Quién me ha robado el mes de abril", dicha por Sabina en un concierto del 99:

Quién sangra
por donde más pecado hubiere,
quién me cambia
por tu desilusión,
quién sazona el amor
con alfileres,
quién me descorazona
el corazón,
quién quema relicarios,
pilas, naves
quién alquila
mujeres de alquiler,
quién ha sacado copia
de la llave de los secretos
de mi secreter,
quién oxida
el limón de las campanas
quién se sabe perdido
cuando gana
quién me ha metido
el dedo en la nariz
quién roba, silva,
reza, desayuna
quién planta
girasoles en la luna
quién coño
me ha robado el mes de abril




A ver: La cosa es que me envíen una foto donde se vea que están utilizando éste calendario, el del mes de abril, no importa que no tengan los anteriores. Sean originales, si aparecen o no en la foto es un plus. Sorpréndanme. No importa que sea foto tomada con celular, con cámara fotográfica de rollito o lo que sea, sólo que sea una foto.

Ahora, el "premio" no es un calendario, es una copia de la acuarela, firmada, que ilustra el calendario. Osea, lo que se supone que es lo valioso. Aquí abajito está una foto de la obra, para que vean de qué hablo. ¿Ya me expliqué?

acuarela del oso bipolar

martes

recados a la sierra

Que dice Kabeza que todo va aceptablemente de este lado del país. Bueno, en cuanto a su vida individual, ya que no puede responder por otras cosas que pasan a su alrededor.

Que le digan a su gente cercana que en cuanto a la cuestión alimenticia ya no va a estarse quejando como emo. Que su estómago ya se hizo amigo de la masa azul y el huitlacoche, que sin embargo, hoy en un arranque de nostalgia consumista e imperialista le quiso cambiar al menú y pidió por teléfono a una pizzería cercana uno de sus productos. Pero que como es la primera vez que lleva a cabo este tipo de operaciones, la telefonista de la pizzería lo bombardeó de información y promociones, lograndole vender 2 pizzotas (¿Por qué aquí les dicen "Piczas" o "Pitza"?) y un refrescote de 2 litros, por lo cual, es muy probable que ése sea su menú en los próximos días.

Que le avisen a sus amigos del bar que la otra vez fue a un centro de sano esparcimiento, y que se atrevió a hacer su acostumbrado chiste que tan bien funcionaba allá, pidiendo una "Pal' físico", desconcertando al mesero, quien le echó a perder el chascarrillo, por lo que Kabeza tuvo que revirarle con un: "Ash, osea, una Pacífico".
Y no había.

Que en cuanto a sucesos caseros paranormales, casi todo está en orden, sólo por el detalle de un ruido extraño que escuchó una noche que resultó ser una bonita serenata cerca de su casa y que, por cierto, no era para él. Además del tremendo susto que recibió al descubrir, escuchando el Ipod en la opción aleatoria, que tenía un disco completito de Lupita Dalessio. Recibiendo una gran lección: Fijarse muy bien de lo que baja de internet. (No obstante, en otro arranque, pero éste inclasificable se chutó todo el disco acompañado de unos alipuces).

Que en cuanto a paranoias y demás patologías, todo va muy normalito. Como aquella vez que se le acercó un tipo a pedirle la hora, y el monero instintivamente se sacó su cartera y quitóse el reloj, acompañado de "Ahí muere, no me mate"
O cuando estaba placidamente en una taquería hasta que llegó una señorita de buen ver, y pidió una orden de "tacos de cabeza", a lo que el monero sonrió y le dijo: "¿Para llevar?" -mientras se abrochaba el suéter y se peinaba las cejas.

Que le digan a sus asesores psiquiátricos que a veces, en las noches, sufre de un desdoblamiento extrañísimo, en el que deja los plumones (y pulmones) y los monos, poniéndose a dibujar cosas que piensa llevar al centro de atención mental de su localidad:


Que en cuestiones de higiene personal, el susodicho tuvo un pequeño problema. Se le cruzó la Semana Santa, y los de la lavandería se fueron a Iztapalapa por las túnicas del elenco, dejando el changarro cerrado para los mortales. Que por esa razón, el monero tuvo que recurrir a situaciones extremas, comprando un rendidor jabón "Zote" y disponerse a ejercitar sus biceps en una escena muy poco recomendable.
Pero que la tragedia vino cuando el turno de la limpieza era para él y en la confusión de la ducha, tomó el jabonzote usándolo para él. Quedando más que limpio y oliendo a cobertor San Marcos recién salido de la tienda.

Que en cuestiones de seguridad personal, las cosas mejoran, exceptuando aquella vez que vio a un mozalbete alicaído e inconsolable, provocando que Kabeza se acercara y le dijera: "No te agüites, está bien que seas emo, no les hagas caso a los demás" -a lo que el pubertín respondió: "¡No soy emo, soy americanista y vete a ... (inaudible)"

Que le avisen a su pitonisa de cabecera, que han sido un éxito sus consejos extrasensoriales, al ser usados hace unos días cuando Enrico y Sirako invitaron al monero a una "fiesta con unas chavas bien buena onda" en la colonia Roma.
Al preguntarles el lugar de la reunión, uno de ellos dijo: "Ahí en el Hotel Roma, en la suite Fabiruchis" -diciendo esto mientras acariciaba una botella tamaño familiar de Lulú de frambuesa.
¿Es normal?

Por último que le pasen el recado a la Ginger que no se preocupe, que Kabeza llegara puntual a sus 15 años, al Arnulfo que no venda todavía la troca y a la comadre que junte el bolo porque el padrino no ha rajado.