jueves

momentos cumbres de mi vida (13)

14 comentarios:

El Zórpilo dijo...

Ja, ja, ja, esteee, mejor me calmo, estoy en el trabajo y hasta mi jefa se asustó con mi carcajada... De todos modos, estuvo buenísimo ese cartón, y ya ahí lo dejo porque viene mi jefa para acá...

Saludos.

El Zórpilo.

rfr dijo...

nooo, pero para las próximas elecciones no pasará eso, la democracia ha cambiado... lápices por navajas!

Abelina dijo...

jajaja, que bueno estuvo!!

Sólo que ese ahhh debió haber sido más lastimero, que tal un ARGGGMMFFNKKKJIJODETU!!!

jajajajajaja

Ministry of Silly Walks dijo...

Pues cuántos niños había en cada salón? 80? Deveras estuviste en un colegio mixto?

H Ramos dijo...

jajajaj.
(no me gusta cuando la gente se rie
ja, ja, ja... )

jajajaaj

divertido, divertido

Kabeza dijo...

Zórpilo: Saludos a tu jefa y a tí.

Rfr: ¿Navajas?... ¡Machetes!, ¡Hasta la victoria siempre!!!

Paty: Tienes razón, debió ser un grito más desgarrador, es que en la vida real, salí corriendo.

Ministry: No, eran como 50... y claro que era mixto. Es más a tí te consta.

Hramos: Jaajajajajaja, a mí tampoco, jajajajaja... jaja...ja

Rox dijo...

interesting, osea que eres de gustos no convencionales...

Nebe Gebhardt dijo...

Ahora si que me agarró la risa desprevenido...

Paul Medrano dijo...

Oiga, hay medios para impugnar las elecciones, pero no la violencia.

Araña dijo...

Cabeza... ¿qué es una chachalaca?

German dijo...

no quiero ser una chachalaca...

Araña dijo...

ni yo porque se oye/lee horrible, pero ¿y si es algo muy bonito?

Yo mejor quiero ser un pirata cojo
con pata de palo, con parche en el ojo, con cara de malo, aunque sea mujer.

Kabeza dijo...

Rox: Pos se podría decir que sí.

Nebe: Mientra sólo sea la risa.

Paul: En este caso. No.

Araña: Algo espantoso.

Germán: Yo tampoco. Haces bien.

Araña: Es mejor eso que dices.

Anónimo dijo...

Kabito:
Esa maestra se parece mucho a la de sociales. Aquella que se colgaba una rana en el pecho y que casi te lincha por tus fichas pegadas con chicle!!! Jajaja que tiempos aquellos...