domingo

mi debut y despedida como escritor de cuentos que no tienen categoría (en todo el sentido de la palabra)

El destino marcó a Melitón desde el día de su nacimiento. Lo primero que vio al abrir los ojos fueron a sus padres y su hermana mayor. Entonces lo entendió: había sido el segundo.
Su apellido comenzaba con la letra "B", por lo cual era el segundo en la lista de la escuela. En toda competencia que se inscribía terminaba en segundo lugar.
Siempre, invariablemente, había alguien que le ganaba; que destacaba más que él.
Una vez, su padre le dijo unas palabras que lo siguieron toda su vida: "El segundo lugar es el primer lugar de los perdedores"

Un día, cansado de su peculiar situación, se metió a un concurso de comedores de hot dogs. Como sólo eran tres participantes, dedujo que inevitablemente terminaría en tercer lugar; no es que quisiera ganar, lo único que quería era no ser el segundo.
La competencia empezó y mientras degustaba los hot dogs, miraba de reojo a sus adversarios. Uno era una bola de manteca que sudaba como desquiciado y que se metía hasta 2 alimentos al mismo tiempo, el otro, más que gordo, estaba robusto, con una camiseta sin mangas que descubría sus tatuajes: Una sirena que reposando en ese brazote parecía una morsa trasvesti, y un corazón flechado que más bien parecía un hígado de res sangrante.
Melitón, veía como los otros tragaban como trogloditas, haciendo ruidos de cerdos, expulsando flatulencias y sus caras se encendían por la falta de respiración al estar abusando de sus cuerpesotes.
Confiado, Melitón, sonreía por dentro, sabía que finalmente terminaría en tercer lugar y acabaría con su maldición. Pero en el hot dog número 33, el de los tatuajes se colapsó y cayó, azotando toda su humanidad. La gente se acercó a auxiliarlo, pero era demasiado tarde. Murió de gula y por atascado; dejándole el segundo lugar a Melitón.

Melitón cayó en una depresión que el psiquiatra calificó como "secundaria". Enfurecido nuestro protagonista se largó de su casa y entorno. Tomó un camión en el que le asignaron el asiento número 2, llegó a un hotel en donde había gran algarabía, al preguntar el por qué de la fiesta a la recepcionista, le dijo que acababan de inaugurar el hotel y que hace rato había llegado el primer huésped, y que Melitón, por cosa de segundos, había sido el segundo, perdiendo todos los premios que daba el hotel a su primer huésped.
Melitón se pasó un día pasmado, y al segundo día explotó llorando como una mariquita sin calzones y con las palabras de su padre grabadas en su cerebro: "El segundo lugar es el primer lugar de los perdedores"...

Pero un infausto día, conoció a una mujer de la que se enamoró. Al segundo día de conocerla se hicieron novios. (Porque Melitón sería todo lo que quisieran, pero era bien galán y jocoso con el sexo opuesto, tenía jiribilla, pues). Al segundo mes de relación, ella le confesó algo que sorprendetemente no lo alteró: Le confesó que él era su segundo novio.
Sin embargo el amor había cegado a Melitón y no le importó ser el segundo en esa ocasión.

Ya no le importó ser el Robin de Batman, el Toro del Llanero Solitario, el Kato del Avispón Verde, el Chita de Tarzán, el Sancho Panza de Don Quijote...
Finalmente al segundo año de noviazgo decidieron casarse. Melitón vio un concurso de imitadores de Madonna, en donde el segundo premio era un viaje para dos personas a las enigmáticas playas del Mediterráneo. El premio del primer lugar era un viaje a las inhóspitas tierras del Medio Oriente y el tercer premio era una visita de 2 horas a las bonitas playas de Ebrard.
El sueño de la novia era conocer el mar, así que Melitón se aguantó el bochorno y se inscribió en aquél concurso de imitadores de Madonna. Tardó dos semanas en animarse a ponerse la peluca rubia y el vestuario ése en donde 2 grandes conos invertidos sirven de brassier. La novia consciente del sacrificio de su pareja aguantó la pena ajena y lo motivaba a mover las caderas y todo lo demás. Melitón estaba tan metido en su papel que pasaban días sin que se quitara el atuendo y peluca.
Llegó el día del concurso y 2 minutos antes de entrar a escena ocurrió lo inesperado. Melitón se ajustaba el liguero y peluca, mientras se pintaba la boca, dio 2 respiros que duraron 2 larguísimos segundos, volteó a ver a su noviecita santa y le dijo: "Toda mi vida he sido el segundo en todo, siempre he sido la segunda opción para todo y todos. Y después de este tiempo que he andado de vestida descubrí que ésta es mi segunda gran opción."
Se limpió el rimel y soltó un gritito indescriptible, algo así como: "¡Wiiiijiiiiiií- ooooooouuuuuu!", mientras salía corriendo queriéndose ir con el primero que pasaba, pero éste lo golpeó por rarito, y entonces se fue con el segundo que se encontró.
FIN.
=======================

Si lo anterior les pareció muy bizarro, no los culpo. Mejor vean lo siguiente:
¡Si quieren ver éste cartón completo, vayan a SACATRAPOS y disfruten también de la exclusiva del muñeco de Pedro Infante, creación de los amigos moneros Rictus y Alarcón!

19 comentarios:

Anónimo dijo...

jajajaja soy un anónimo malo!

sirako dijo...

y yo soy el segundo!! shit.

La Pao dijo...

de seguro era hijo de cornejo....

Jouleman dijo...

Me recordo un chiste informatico, que lei hace tiempo...

Solo hay 10 tipos de personas, las que entienden el sistema binario y las que no.

Saludos

tazy dijo...

el chiste de jouleman es... es... gracioso, pero muy nerd jajajajajaja, pero gracioso...

A mi me persigue el número 6... qué debo hacer o gran master kabeza?

rfr dijo...

para ser malo, eres muy bueno para esto de los cuentos, por cierto, muy bueno también el de pedrito infante, los políticos no hacen estupideces, honran la memoria de los ídolos de méxico...

Pelos Briseno dijo...

La verdad, prefiero los cortometrajes... no es que los cuentos sean malos, pero este es un tanto escatologico... y como que eso no se me da...
Aunque la neta mi opinion vale madres... asi que sigale escribiendo sus cuentos escatologicos...

webita dijo...

y que tal si soy la tercera de cinco? soy como Malcom???

Josuè dijo...

Maestroooo!
Solo una duda....aunque le veo partes como de autobiografia.....cierto?

Salud! os

Danae dijo...

Que numero fuiste tu? yo creo que desde el nombre ya llevaba la mala suerte.. sin agraviar jeje :)
Y bueno no le vuelvo a ofrecer un cafecito...

Yo...mera dijo...

NEEELLLL, SIEMPRE ESTUVO BUSCANDO UN BUEN PRETEXTO PARA SALIR DEL CLOSET.....

Daredevil Tam dijo...

Y ahora cómo se hace llamar Melisssssssss?

aLe dijo...

jajaja yo soy segunda :S ay Dios ahora comprendo muchas cosas =´S

Kabeza dijo...

Sirako:
Qué viejo truco...

Pao:
Jajaja, sí, algo así. Saludos.

Jouleman:
No le entendí a tu chiste, osea que no soy nerd. ¡Yes!

Tazy:
Si te persigue el número 6, y se repite tres veces, quiere decir que...
...
..
.
¡¡¡Eres el Anticristo!!!

Rfr:
Exacto tu comentario sobre el cartón de Pedro Infante. Saludos.

Pelos:
Ash, ok, entonces haré un video escatológico.

Webita:
No, pos ni idea.

Josué:
No, no es pa tanto, calmado.

Danae:
Yo fui el 2.5 y ¿a qué horas me ofreciste un cafecito?

Yo...mera:
Eso dicen todos.

Daredeviltam:
Melitona. Tiene poca imaginación.

Ale:
Jajajaja. Ups.

yolanda jimenez dijo...

Me gustó mucho tu cuento.... oye por cierto, me debes el cuento erótico ehhh

saluditos
Yola

http://cuentalealayola.spaces.live.com

Mussy dijo...

Noooooooooooooo...
Noooooooooooooo...
Noooooooooooooo...
Noooooooooooooo...
Noooooooooooooo...
No tengo nada que decir al respecto

Feroz dijo...

Es la segunda mejor historia que has escrito.

nacho dijo...

El cuento está muy curado. Me gustó.
saludos... nm

Blogger dijo...

YoBit lets you to claim FREE CRYPTO-COINS from over 100 distinct crypto-currencies, you complete a captcha once and claim as much as coins you want from the available offers.

After you make about 20-30 claims, you complete the captcha and resume claiming.

You can press CLAIM as much as 30 times per one captcha.

The coins will safe in your account, and you can exchange them to Bitcoins or USD.