lunes

fragmentos

...A veces volvía a ser piedra negra y entonces yo no sabía qué pasaba del otro lado, qué era de ella en esos intervalos anónimos, qué extraños sucesos acontecían; y hasta pensaba que en esos momentos su rostro cambiaba y que una mueca de burla la deformaba y que quizá había risas cruzadas con otro y que toda la historia de los pasadizos era una ridícula invención o creencia mía y que en todo caso había un solo túnel, oscuro y solitario: el mío, el túnel en que había transcurrido mi infancia, mi juventud, toda mi vida. Y en uno de esos trozos transparentes del muro de piedra yo había visto a esta muchacha y había creído ingenuamente que venía por otro túnel paralelo al mío, cuando en realidad pertenecía al ancho mundo, al mundo sin límites de los que no viven en túneles; y quizá se había acercado por curiosidad a una de mis extrañas ventanas y había entrevisto el espectáculo de mi insalvable soledad...

Ernesto Sábato "El túnel"

Cuando era pequeña el padre le enseñó a jugar al ajedrez. Le había llamado la atención un movimiento que recibe el nombre de enroque: el jugador cambia en una sola jugada la posición de dos figuras: pone la torre junto al rey y desplaza al rey hacia la esquina, al lado del sitio que ocupaba la torre. Aquel movimiento le había gustado: el enemigo concentra todo su esfuerzo en amenazar al rey y éste de pronto desaparece ante sus ojos; se va a vivir a otra parte. Soñaba toda su vida con ese movimiento y soñaba con él tanto más cuanto más cansada estaba.

Milán Kundera "La inmortalidad"

9 comentarios:

ophelias dijo...

Andar dejando pedazos de lectura no te va a dejar nada bueno. Te lo digo por experiencia.
Aunque debo admitir que los dos están retechidos y el de Kundera me recordó cuando mi papá me enseñó a jugar ajedrez y ash, ¡mentira! Se te irán los rankings al suelo mi estimado.

El lector asiduo, extranjero en su tierra y sin documentos dijo...

Saludos Sr. Kabeza...

He seguido su blog como un niño estar esperando cada ocasion que el Oso Bipolar aparece en sus cartones... Delicioso y suculento el platillo que nos pone el dia de hoy... especialmente el de Kundera... Mas de uno le atacara por varios flancos por esperar que usted nos presente los textos y dibujos habituales.. pero se que en su cabeza esta tramando algo para hacernos una jugada como el enroque, y dejarnos desarmado al descubrir su estrategia... Excelentes textos.

Danielgg10 dijo...

Señor don Kabezon, jejeje, ese libro del tunel que menciona es muy bueno, una "novia" que tuve me lo presto y de vez en vez reiamos por un fragmento que habla de que percibe "un rastro de una sonrisa en el rostro de su mujer" (era un celoso compulsivo no?) creo que de ahi comenze a ser celoso, jejejejejej toda la culpa la tiene ese libro!!!! (o la mayor parte de culpa) y ahora usted me lo recuerda!!!!

Gracias por el calendario de diciembre!!!

Neko dijo...

Si a fragmentos vamos a ver que le parece este sr. Kabeza:

...Y yo también me desplomaba,saltaba, caía,volaba envuelto en un helado torbellino; me precipitaba dichoso, palpitante, sin gravitar, con dolor estático, hacia lo profundo y calmo, hacia lo infinito de una tibia vagina materna...

Hermann Hesse "El pasaje difícil"

¿Fumado verdad?
Saludos

sirako dijo...

milán kundera era guapo.

PIN dijo...

Andas nostálgico?

Yo sí. Deben ser las fechas...

tazy dijo...

Queriendo cambiar de vida, eh?

friedrich dijo...

En términos generales, gustar de la celulítis es una de las pocas ventajas que poseo sobre el resto de los hombres. Y si a ésta le sumamos la honrosa condición de moverme en el medio de los intelectuales y no ser gay, pues entonces creo que me he ganado a pulso el que se me considere un hombre respetable.

Guillermo Fadanelli

Kabeza dijo...

Ophelias:
Ash, ya ni puedo sacar a mi intelectual chafita que llevo dentro.

Lector asiduo:
Gracias por el comentario, saludos.

Danielgg:
Gracias y de nada.
Saludo.

Neko:
Ah jijo. saludos.

Sirako:
Jajaja... este... ok.

Pin:
No, soy inmune a estas fechas.

Tazy:
Ejem...

Friedrich:
Oye celulítico, ahi están los cuadros en el Momo, casi casi los puse pa que me compres uno pues.