jueves

¿vintage?

Como comenté en el episodio antepasado, fui víctima de un cobarde atraco quedándome sin identificación alguna que avale que quien esto escribe es Kabeza del Perpetuo Socorro Mc Klein Villaurrutia (nombre completo)
También conté que mi plan era adquirir mi credencial que me identificara en la Ciudad de México.
El problema es que para poderme ir tenía que cumplir con un trámite fiscal. Al leer los requerimientos me di cuenta que era indispensable presentar una identificación con fotografía.

Entonces, me detuve un momento y medité: ¿y 'ora qué hago, Rosa de Guadalupe?
Terminé de meditar y leí las opciones que me daban: Credencial de elector (robada y en manos del crimen organizado), Licencia de conducir (soy un caballero y como tal, no manejo maquinaria de autotransporte de ningún tipo), Pasaporte (no tengo por ser ciudadano universal), Visa para ingresar a Estados Unidos ( you talkin' to me?) y Cartilla militar... ¡esa sí la tengo! Aún recuerdo esa mañana en que fui obligado a levantarme a horas infrahumanas para ir a un auditorio lleno de imberbes (incluyéndome) para que se divirtieran con nosotros los uniformados escogiendo quién marcharía y quién no.

Afortunadamente mi cara de pacifista y mi pie plano me salvaron de ese trance y me dieron mi cartilla.
Pero... ¿dónde la habré puesto?
Entonces empezó la odisea. No están para saberlo, pero el cuarto que me asignan mis padres cuando vengo a Chihuahua está ocupado en su 90% por papeles. Revistas, libros, carpetas, dibujos, folletos, libretas, etc. Todos los árboles de la selva Lacandona están aquí covertidos en papel. Así pues encontrar una cartilla en esta papelería era misión imposible.
Pero no me quedó de otra que empezar a buscar.

Lo bueno de la búsqueda fue redescubrir muchas cosas de mi insondable pasado. Podría hacer diez posts sobre los hallazgos, pero sólo pondré tres momentos clave.
En la imagen de abajo se muestra mi kit de sobreviviencia de hace apenas unos años:

Todo lo que cabe ahora en un Iphone o un BlackBerry ocupaban mi morral de puberto-muera-el-imperialismo-pero-tengo-cosas-gringas-no-se-fijen.

Rascándole más hallé un ejemplar de una "revista" que "edité" cuando estaba en la preparatoria y que casi me cuesta la expulsión porque llegó a manos del director de la escuela y no le gustaron mis chistes de los maestros y mi burla de que hayan convertido baños en salones entre otras cosas.
Me puse a hojear el pasquín y creo que más bien el director se enojó porque mis chistes estaban muy cebos (más que ahora) y le doy la razón. Lo perdono.

Nótese la gracia de la portada, el uso del letraset (¿así se llamaba?), el detalle de que era el número "0" pues tenía la ilusión de que sería el primero de muchos. Saqué 100, vendí 10, me regañaron-amenazaron y regalé clandestinamente 89. Desde entonces los negocios no son lo mío.

Enterrado en un altero de carpetas, encontré un cuaderno Scribe con una etiqueta que muestra el precio: $454.49 (cuatrocientos cincuenta y cuatro devaluados pesos y cuarenta y nueve centavos)
Mi corazón de acero se estrujó cuando vi el interior. Era un cuadeno que seguramente me compraron para la escuela pero que utilicé para algo que realmente valía la pena: dibujar monos.
Hay dibujos que están firmados con fecha: 1986.
A los doce años dibujaba historietas que interrumpía en el clímax de la historia. Influenciado principalmente por el Hombre Araña, las caricaturas de la tele (Don Gato, El Inspector Ardilla, Los Picapiedra) e Indiana Jones.

Parte de la desgarradora historia de "El Hombre Tomate"que en cada página se encuentra en un aprieto y, tomándose una de sus píldoras, tenía el poder de desaparecer con un contundente "POF!"

A veces en el reverso de la página dibujada, ponía un "comercial" (como en la tele) para mantener el suspenso y a la vez, dar un servicio a la comunidad:

En este caso, es un boletín de último minuto en donde se narra una tragedia de grandes dimensiones. (Creo que el "Canal 5 al servicio de la comunidad" se me hacía poca cosa y le metí más realismo.

Después del susto, seguía la historia...

¡Onomatopeyas al por mayor para envolver al lector en una sinfonía de emociones! ...o algo así.

Otro ejemplo de "comercial" en medio de la historieta. Ahora con el novedoso producto Cigarros "El Mariado" (sic)
Aquellos tiempos cuando se permitía la publicidad de tabaco y licor en los medios impresos. Snif.

Hasta aquí el (mal)viaje.
Desabróchense los cinturones y exijan en su puesto de periódicos su ejemplar de "El Hombre Tomate". Seguramente no lo tendrán, pero sirve y se corre el rumor y me lo pide una editorial y les vendo la idea de "El Hombre Pánico"
¡POF!

¡Ah! y sí apareció mi cartilla militar, pero en la foto de ese entonces me parezco al hijo de Paquiao y ya me dio pena enseñarla en Hacienda.

21 comentarios:

MarillTachiquin dijo...

Y no encontraste una hoja de calendario en la que una ni;a de 8 a;os te escribio una cartita de admiracion, llamese yo?

Jajajaja, nah, creo que mi mama nunca se la dio a la tuya xP Pero fue interesante ver tus libretas. Asi tiene mi mama guardadas algunas mias, aunque sin tanta accion como las tuyas jeje

Isra dijo...

se ve que aprovechaste tu tiempo en la escuela en actividades productivas

Afasia Anómica. dijo...

Deberías de meter todo eso en una caja fuerte,es un verdadero tesoro (excepto por el disquette, la cámara, el disco de vinil y el teléfono que parace ladrillo) yo creo que unos cuantos años los pones en eBay y sacas una lana...

Rubo dijo...

No te hagas Kabeza, esos dibujos los hiciste estos días que estuviste allá. Pero el tiempo invertido valió la pena, has mejorado mucho.

Lalo dijo...

Memorias de un dinosaurio ochentero en internets.

Oye, para tener 12 años? dibujabas bastante bien.

Solera dijo...

cigarros "ahora con hierba buena" jajajaja que padre, muy buen post, siempre te leo, saludos!

Sizu Yantra dijo...

Que buenos dibujos, pero que comerciales tan exagerados, bueno el del niño; el de los cigarros, esta bien y seguramente seria mi marca preferida, por que siempre que fumo, (rara ocasión), me mareo, que bueno, casi saco las tripas, pero ese es otro tema. Y falto lo mas importante, la imagen de la cartilla militar con foto!!

Ann dijo...

siento que amo a ese niño que eras.... no sé que decir de lo actual... igual tienes bonita letra!

Sara O. Durán dijo...

Divertidísima la narración de la odisea, me has hecho pasar un buen rato, por la manera de afrontar tu mal rato.

Gracias.

Zed dijo...

This post is full of WIN.

Sotol dijo...

Mi estimado, permítame felicitarlo, el ingenio de historias y los monos son la mera verdá, jajajajajaja, los disfruto, sobre todo cuando esos proyectos estan que salen y no salen (pero ándele, se quiere dedicar a esa cosa de la cultura), ¿que hago?, pues a darle un vistazo a tu blog.
Saludo

Eunice dijo...

Hey tú!! Kabeza del Perpetuo Socorro Mc Klein Villaurrutia! Este Post hubiera estado completo si al final agregas la foto de tan mencionada cartilla militar!
¡Que la ponga! ...Qué la ponga! *exclama la chusma enardecida

C. Thunders dijo...

Propongo que hagas una versión actual del Hombre Tomate.

=D

Yo tengo en una caja objetos parecidos a los de la primera foto, aunque es su respectiva versión noventera (walkman, cd's y una cámara digital pero de pilas)

El pez del final con un diente roto y los ojos malvados fue mi dibujo favorito.

Nostalgia FTW

Rox dijo...

"al caer, cayó" jajaja
Excelente post Kabezam, nunca has cambiado, vales mil.

Anónimo dijo...

Me siento muy muy por ser parte de tu historia kabito.
Te quiero mucho (ay guey qué me esta pasando?, me ire a morir???)

israel dijo...

ahhh recuerdos de la infancia, ahi todavia no dibujabas a lupita jaja, por cierto es buena esa idea de que dibujes denuevo al hombre tomate, o ya de perdis un nuevo capitulo de el hombre panico

PurpleK dijo...

deberías de hacer una nueva versión del hombre tomate y verificar que tus habilidades han mejorado con los años

Sr. Innombrable dijo...

Jajaja que recuerdos, así tengo yo unos cuadernos todos amarillos con dibujos de clones de goku y los caballeros del zodiaco enfrentándose a clones del terminator y el alien XD

Por cierto, debería hacer un comic del hombre tomate vs el oso bipolar, ¡¡Pasado y presente peleando en un duelo a muerte!!

Óscar dijo...

no sabes como te admiro


y me acaban de dar mi cartilla (:
espero verte algun dia en la calle y decirte adios jaja, no soy tan mal fan

Aysen dijo...

Jajaja, esos recuerdos que nos topamos de repente al husmear en las memorias, ¿No? Nos arrancan más de una sonrisa y a la vez nos muestran el camino recorrido, lo que nos tiene aquí...
Saludos.

Rev. Alexander Strauffon dijo...

Siempre es genial sumergirse en esos objetos que tan buenos recuerdos traen. Tambien tengo cajones con libretas llenas de mis primeros cuentos, y dibujos. Claro que el dibujo nunca fue lo mio y son simplones, los que tu haces son un muy buen trabajo, Kabeza.