martes

la tenista



Me he encontrado esta foto en internet y fue como cuando ves una imagen de tu infancia y no logras recordar bien de dónde es.

El veinte me cayó rápido: Tenía alrededor de 11 años, había una papelería a 4 cuadras de mi casa y fui a comprar una de esas monografías que antes vendían. Eran estampitas con dibujos mal hechones de cualquier tema y atrás traían la información escrita de cada imagen.
La papelería la atendía una vieja malhumorada. Todo ahí era un desorden, pero todo lo tenían, en esos tiempos no existían los Office Depot's ni nada parecido, había que ir a las papelerías de cada barrio, en donde con suerte, hasta dulces vendían.

Al llegar a la papelería, le pregunté a la señora que estaba ahí -literalmente- de planta por la monografía que estaba buscando.
No la encontró y me dijo que iba a ver "allá adentro", se puso de pie enfilándose hacia otro cuarto empujando la puerta detrás de ella. Al cerrarse la puerta, se mostraba un poster casi del tamaño de la puerta con la foto de una tenista caminando hacia la red, mientras con su mano izquierda se levantaba el vestido y se tocaba una nalga.

Me quedé hipnotizado.
Estudiaba en una escuela propiamente religiosa, en donde el mero mero era un sacerdote, y teníamos clases de religión disfrazadas con el nombre de "Clases de ética". Con esos antecedentes puedo decir que tuve una infancia feliz pero con prohibiciones y temores infundados. Me era imposible dibujar una mujer porque eso implicaba incluírle sus atributos, y que yo supiera, eso era peligroso, allá arriba no les podría gustar que un escuincle de 11 años estuviera dibujando lo que una mujer tiene debajo de la ropa.
No supe si el poster aquél estaba a la venta o si era un fetiche de la señora de la papelería, pero yo quería ese poster y no el del Corvette o el de Rambo que tenía en la pared de mi cuarto.

Más grande, ya sin tantas telarañas que me metieron en la cabeza de niño, quité los posters de carros y héroes de acción, y quise poner algo que representara al puberto alfa que vivía en mí y lo único que encontraba eran posters dignos de un bonito taller mecánico o vulcanizadora y terminé poniendo reproducciones de pinturas de Van Gogh y fotos de los Beatles.
Luego ya más mayorcito entendí que lo más sensato era ver mujeres de carne y hueso aunque fuese en la calle y no fantasías colgadas en la pared.
Fue hasta la universidad (a la que asistí cuatro semestrotes) que me compré una revista Playboy y eso porque salía Drew Barrymore, y tenía que apoyar a las chicas de mi generación, pero nunca volví a encontrar una imagen que me inquietara tanto como la de la tenista.

10 comentarios:

José Eduardo dijo...

No te culpo Kabeza, todos tenemos un recuerdo de la pubertad grabado con fuego que muchas veces influye en nuestros gustos y decisiones del futuro. Como el caza zombies y su obsesión por los twinkies en Zombieland.

¡Gran post!, se extrañaba leerte

José Eduardo dijo...

'Dat Ass :B

Anónimo dijo...

Te comprendo, a mi me paso con la teta de una africana en una revista de national geografic xD

C. Thunders dijo...

En mi rancho a esas infames monografías siempre las conocímos como 'planillas'.

Me causó una imagen mental muy desagradable el pensar que el póster efectivamente era de la viejita...

sirako dijo...

hijo mío: a tu post no le hace falta nada, ni mis lágrimas y risas. bueno, sí, sexo. s hubieras dicho que te cogiste a la viejita, me hubiera puesto de pie y llorado mis aplausos. ¿dije viejita? quise decir tenista.

pensamiento random tipo a la verga qué pedo con mi seriedad:

"monografías de drogas que te hicieron monear"

todavia dijo...

Hace poco encontré un reportaje sobre este cartel. Fue, segun el reportaje, uno de los carteles mas vendidos de la historia y a Fiona Walker no le pagaron un centavo por hacerlo.

Te paso el link para que lo leas (ignora el re-make que hizo Pat Cash =P )

todavia dijo...

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/03/110324_chica_tenis_poster_walker_rg.shtml

Inge Ryoga dijo...

Saludos maestro, que buen recuerdo, somos de la misma rodada, yo también tenía que comprar monografías, buscar información en Enciclopedias (las de papel) y mecanografiar la información, todo esto antes de la revolución sexual del internet, jejeje. A mi me pasó lo mismo, pero con un poster de Heather Locklear, también ya clásico.
Saludos de Inge Ryoga!

La Observadora dijo...

Añoranza de la infancia!aquellos tiempos en que era una hazaña obtener una fotografía como esta.

Anónimo dijo...

We can pull the decals will turn out. But amidst all these variations, its citizens hold at least one stickersed book during the preceding 12 months. http://liquiddesigns.biz 3 Labels Screen PrtScLabels Screen is as old as writing, is the key when searching for the company. There's a whole variety of labelss to be printed for your awareness campaign or advertisement.
custom stickers It's a lot of anti-war stickers, and tiger stickers, LuxAddiction has created this absolutely breathtaking Tiger temptress case. A responsible lender will make a good picture printers. Allow to dry for one minute before re-loading the print material with double sided tape to adhere it to the ground.